Curso 1999

Que sorpresa más grata la mía el haber entrado en las estadísticas de mi blog, e increiblemente encontrar con que hoy he tenido hasta 19 visitas… debe ser la foto de mi culo la que atrae al publico. Ya se que soy irresistible, no os entusiasmeis tanto.
 
No os asusteis por el título de la entrada, que no os voy a contar mi vida durante mi primer curso de carrera, los pedos que me pillé y las pocas mujeres que me ligué, ya quisierais, ya. No, la entrada de hoy es de nuevo de una película de serie B de esas que os encantan… bueno, no os encantan, pero es que os tengo que subculturizar, que tanto ver Cartelera y Estrenos de Cine con la Toledo y la Revuelta nos está aceporrando.
 
La película de hoy recibió el título de "Curso de 1999", y todavía dudo si fue por parafrasear a la famosa "Curso 1984" o simple coincidencia. En cualquier caso, ambas películas comparten bases argumentales, ya que las dos nos muestran un ambiente urbano en el que la delicuencia juvenil está a la orden del día y es verdaderamente brutal, aunque Curso 1984 se decanta por el… thriller… (tenía que utilizar el palabro), y Curso 1999 por la ciencia ficción.
 
Y es que Curso 1999 es como si alguien hubiera cogido la idea de Curso de 1984 por un lado y Terminator por otro, se hubiera pegao un viaje con alguna sustancia extraña, y hubiera decidido producir este film.
 
Siento decepcionaros, pero hoy he estado estudiando y con otras ocupaciones (que no engloban el onanismo), y no he podido ver la película, así que mi analisis dejará algo que desear, ya que no podré recordar los mejores momentos con la precisión que a mi me gustaría, así que haré un descripción a simples rasgos basándome en el visionado que hice hace ya más de un año.
 
Como ya he dicho, la película nos muestra una ciudad americana (no recuerdo si era real o la típica ciudad inventada cuyo nombre acaba en "boro", como Touchmyballsboro o esas gilipolleces que se inventan los guionistas) en la que los estudiantes de secundaria no tienen ningún tipo de disciplina, son extremadamente violentos, consiguen armas automaticas y de gran calibre con más facilidad que los libros de texto, y están organizados en bandas que han hecho determinadas zonas de la ciudad practicamente suyas (bonitas zonas residenciales con jardines que no hay manera de creer que sean el hogar de este tipo de bandas ultra violentas). Siento los paréntesis, es que no se donde colar los chascarrillos…
 
Bien, todo esto se situa en un futuro ficticio 1999, y ante la situación, los institutos de secundaria han formado un Departamento para la Defensa en la Educación para acabar con el asunto, pero la cosa parece que es chunga, así que decididen contratar una empresa de robótica para que les ayude en el asunto (a la que sólo le habría faltado llamarse Cyberdyne), y como no, ésta les proporciona unos cyborgs con funciones de maestros que, como os podreís imaginar, tienen serias dificultades para inhibir su comportamiento violento ante los problemas de disciplina.
 
Ahora ya sólo quedar colarlos en el peor instituto de toda la ciudad y divertirse mientras alumnos y profesores aumentan la violencia hasta llegar a la batalla definitiva. Lo mejor de todo esto, es que además de que las bandas dejan de ser rivales debido a este problema, no queda muy claro quienes son los buenos y los malos, y da gusto verlos matarse entre ellos, con escenas bastante interesantes, como el perforador de mentes del profesor de Literatura, que es de esos de "la letra con sangre entra"… ya te digo si entra.
 
En resumen, toda una delicia para los fans del cine cutre (aunque esto no llega a ser una producción de Troma), de ciencia ficción, acción, gore y terrorcillo. Para los sádicos las risas están aseguradas.
 
Como la peli está rodada en los ochenta, y no tenía pinta de ser pretenciosa, pues se dedicó a hacer concesiones a la moda de la época, provocando así más risas en su visionado debido a los ridículos atuendos pseudopunks que llevan todos los niños malos (aunque todavía no he visto nada que alcance el nivel de The Warriors en lo que a moda casposa se refiere).
 
Las actuaciones son de chavales de 20 y tantos años que pasan por chavales de 17, como siempre, pero no dejan de ser igual de cutres. Eso si, mención especial para dos secundarios, el decadente Malcom McDowell, que desde que hizo La Naranja Mecánica no da pie con bola a no ser que haga este tipo de películas a propósito al estilo de Bruce Campbell; y Stacy Keach con lentillas fashion y pelo blanco con coletilla, de modo que si ves la peli, nunca te olvidarás de este personaje. Entre los profesores cyborgs destaca la aparición de Pam Grier, que después de ver una genial película como Reservoir Dogs se adivina que es una actriz icono… en USA, porque aquí no la conoce ni su padre por mucho que haya aparecido en películas como Jackie Brown, 2013: Rescate en los Angeles, o Fantasmas de Marte… todas estas películas que os cito, además de para ser un pedante, os las cito para que os animeis a ver este tipo de cine.
 
Menuda selección que os estoy haciendo, eh; luego os quejareis. A ver si voy añadiendo alguna entrada sobre videojuegos…
Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

Una respuesta a Curso 1999

  1. Jorge dijo:

    Más videojuegos y menos pelis frikis.
     
    joder, que friki eres coño, menos mal que al menos meto caña a este blog que esta comatoso.
     
    P.D: Que raro que no me hayas "obligado" a ver esta mierd…digo esta película ¿?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s