Tantra y filosofía

Que me perdonen los frikis habituales
del blog, si es que hay alguien habitual de este blog que no sea yo (que
tampoco lo soy mucho, y una media de una entrada al mes es una buena prueba),
pero esta entrada va a ser como antaño fueran algunas de mis primeras entradas,
un fragmento del texto de un libro que me ha gustado o me ha parecido
interesante, es decir, una manera de rellenar sin pensar.

En esta ocasión se trata de un
libro titulado “Tantra: Espiritualidad y
Sexo”
de Osho que me ha dejado
una persona a la que dejaré en el anonimato por si acaso no le hace gracia que
la gente sepa que me anda dejando este tipo de lecturas, aunque realmente el
libro tampoco era suyo. Lo malo es que yo me he quedado con una parte que tiene
poco que ver con el tema central del libro, esto es, una parte en la que se
reconoce que la filosofía es una inutilidad, lo que no quiere decir que pueda
ser interesante, pero realmente sin ninguna utilidad práctica salvo la de
atormentar las cabezas de los adolescentes que llegan a leer algún texto de
Kant por razones distintas al insomnio.

Bueno, y como lo que yo quiero es
rellenar, pues este es el texto:

[…] Y la filosofía es mayoritariamente un absurdo: pensar acerca de
cosas que no tienen ninguna utilidad.
Me contaron… a Mulla Nasrudin le gustaba una
chica, pero tenía muy mala suerte con las chicas: ninguna se interesaba por él.
Un buen día se le presentó la oportunidad de tener, por primera vez, una cita
con una chica. Así que le preguntó a un amigo: “Cuál es tu secreto? Tú eres
irresistible para las mujeres, las hipnotizas; y yo siempre fracaso… dame algún
consejo. Tengo una cita con una chica, cuéntame algún secreto”.
El amigo le dijo: “Recuerda
tres cosas, habla siempre sobre comida, familia y filosofía”.
“¿Por qué sobre
comida?”―le preguntó Mulla.
El amigo le respondió:
“Suelo hablar de comida porque así la chica se siente bien ―todas las mujeres
están interesadas en la comida. Ellas son el aliento de los bebés, ellas son el
alimento de la humanidad, por eso están básicamente interesadas en la comoda”.
Mulla dijo: “De
acuerdo. ¿Y por qué sobre la familia?”.
“Pregúntale acerca de
su familia y así tus intenciones parecerán respetables” ―le explicó el amigo.
Entonces Mulla le
preguntó: “¿Y por qué sobre filosofía?”
El amigo le dijo: “Háblale
de filosofía. Eso hará que ella se sienta inteligente”.
Con estas premisas,
Mulla acudió a la cita. Al ver a la chica, inmediatamente le dijo: “¡Hola! ¿Te
gustan los espagueti?”.
La chica,
desconcertada, le dijo: “¡No!”.
Así que Mulla le
formuló la segunda pregunta: “¿Tienes algún hermano?”.
La chica todavía más
perpleja le dijo: “¿Qué clase de cita es ésta?”. Y añadió: “¡No!”.
Por un momento Mulla
se quedó en blanco: “¿Cómo introducir la filosofía?”. Así que, superado el
lapsus, le preguntó: “Si tuvieras un hermano, ¿le gustarían los espagueti?”.
Esto es filosofía. La
filosofía es, en mayor o menor medida, un absurdo. El Tantra no está interesado
en la filosofía; está interesado en lo existencial.[…]

Hay un par de ideas más que son
interesantes, pero dada su naturaleza mística, no veo procedente su trascripción
en un blog de estas características.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Libros. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Tantra y filosofía

  1. Nacho-navalcarnereño dijo:

    ¿Donde esta la sangre? ¿Y los robots homosexuales? Un comentario en el que falten uno de esos dos elementos, o los dos, quedan un poco fuera de este blog, pero por mi parte bienvenido son.
     
    Ahora bien; sobre el Tantra. La verdad es que no tengo mucha idea acerca de que trata ese pensamiento; pero el decir que la Filosofia no sirve para nada, es en mi opinión un poco arriesgado si para ello usas el ejemplo descrito. Como todos los mortales que hizo COU, sufri en mis carnes a Platón y sus colegas; y no es que les tenga mucho aprecio, pero como proyecto de cientifico que soy debo recordar que Hume fue uno de los padres del método científico tal y como conocemos hoy. No es casualidad que se desarrollase en la época de Newton y que gracias a ello la Física dio un paso de gigante. Sin Hume la Historia hubiera sido mejor o peor, pero sin duda habria sido otra.
     
    Siento el coñazo de comentario y de tardanza en contestar.
     
    Finlandia, y ROTOR, prevalecen.

  2. Julius dijo:

    Mmmm, buen punto de vista. Esto del Tantra apoya ciertos comportamientos pusilánimes y pasivos, pero no deja de ser interesante, así que supongo que lo que dice sobre la filosofía se puede relativizar un poco.En cuanto a la sangre, es posible que algún día finalmente haga un pequeño análisis del Thrill Kill. Y en cuanto a los robots homosexuales, como ya te dije, tengo que volver a ver R.O.T.O.R, pero tengo que sacar fuerzas para ello.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s