Rambo: Prescindible

 
Una mezcla de la pobre, y poco apoyada (menos que las demás, que ya es decir), entrada anterior, unas cuantas noches solitarias y sin consola de videojuegos en el cuarto de las escobas de un hotel de cuatro estrellas de Sevilla cuyas paredes de Pladur hacían escuchar más de lo necesario (¿quereis que suba el video?jejeje), y una pequeña diferencia de opiniones entre una pareja chiclanera sobre la profundidad de la saga de Rambo, al final me ha hecho rebuscar en las entrañas de youtube para darle forma a una nueva entrada de este agónico blog… a ver si cascando más texto tengo más lectores.
 
Hace un par de años, cuando sufría pena de oposición, me dediqué en los ratos libres a ver sagas de películas gracias a nuestras queridas y por ahora libres redes p2p. Superman fue una de ellas, como puede atestiguar la primera entrada que inició este vuestro "querido" blog, pero otra, que es la que nos interesa, fue Rambo.
 
 
Muchas habladurías rodean a esta célebre película que posteriormente se convirtió en una explotada trilogía, y recientemente en una ¿cuadralogía?; la mayor parte de las habladurías tienen como contenido unas cuantas paladas de estiercol maloliente sobre el concepto de Rambo, sin distinguir las películas unas de las otras, en muchas ocasiones no habiendo visto todas, habiéndolas visto parcialmente, o bien hace mucho tiempo, empañándose así la validez de estas opiniones.
 
Esto no es justo, por lo que he considerado que venía bien destacar un par de joyas que nos han dejado estas películas, aparte de la genial escena del tiroteo de la entrada anterior, y si alguien no está de acuerdo que escriba ahora o calle para siempre… o que escriba cuando le apetezca, que no está el blog como para ir de sobrado.
 
En primer lugar, hay que tener muy claro, de nuevo, que se trata de cuatro películas, y que la primera parte, mal que le pese a algún enterado, no se titula Rambo y nunca se titulo Rambo. En inglés se conoció como First Blood, mientras que en castellano, haciendo gala de la costumbre de reinventar los títulos, se conoció como Acorralado. Esto es cultura popular, tanto como que la máscara de hockey de Jason Vorhees no apareció hasta la tercera parte de la saga respectiva.
 
 
 
En la peli, un John Rambo, que es el protagonista cuyo apellido acuñó el resto de películas, es un veterano de la guerra de Vietnam, que finalizada la guerra vuelve a su hogar, los USA, para encontrarse en una situación de total marginación social. Con su pobre situación, se dedica a vagar por el país, como si de un Labordeta se tratase, hasta que da con sus huesos en un pueblecito de la América profunda donde un encontronazo con el sheriff de la ciudad desencadena una pequeña batalla en la que Rambo despierta todos los traumas bélicos que lleva dentro.
 
 
Mejor que en Super Mario Bros, ¿que no?
 
Finalmente, cuidado que destripo la peli, cuando Rambo le da candela al sheriff después de unos minutos de decente metraje de acción, aparece el coronel Trautman (no Truman) para parar la furia de Rambo, y la película nos deja un mensaje antibélico acojonante que por si sólo nos debería hacer respetar hasta la tercera parte de la saga… bueno, tanto no, pero es muy emotiva y profunda, y aunque en inglés, merece la pena verse. Youtube, embed, ¡¡¡acción!!!
 
  
 
Rambo llorando, eh, ¿ahora qué?
 
Poco después se decidió explotar la parte bruta del personaje, los tiros, la acción y el diálogo barato, que eso en los 80 era la bomba, así que se produjo la secuela, en la que, sin tener muy en cuenta la primera película, se presenta a un Rambo misántropo al que se le encarga una misión de ¿rescate? El caso es que esta secuela, al igual que la tercera parte, sólo la he visto una vez, y además es mucho menos famosa, con lo que mi memoria está todavía más emborronada.
 
Esta vez los listillos pueden respirar a gusto puesto que la película si que se llamó Rambo, concretamente Rambo II.
 
Pero sobre toda la película destaca una nueva escena con mensaje antibélico, que en esta ocasión queda tan ridículo, que es de nuevo memorable por el contexto y la explicación. Esto es John Rambo explicándole a una chinorris analfabeta (Co Bao) en lo que se convirtió tras volver de la guerra, en alguien
"prescindible" ("expendable" en el video) a pesar de que todo lo que hizo lo hizo por su país; en castellano se tradujo como "es como cuando te invitan a una fiesta, no vas, y a nadie le importa"… snifff… como si la chinorris hubiera tenido tiempo de ir al baile de fin de curso, si no sabe ni la guerra en la que participó Rambo.
 
  
 
El resto de la película es una ensalada de tiros con cierto aire a la cuarta parte de la película, arco incluido, aunque con las efectistas flechas explosivas. Como no, en plena Guerra Fría, los soviéticos tienen su papel de villanos.
 
Por fin, llegamos a la malograda tercera parte, Rambo III a la que el tiempo y Hot Shots 2 le han dado muchos reveses, sobre todo por dedicarse al luchador pueblo afgano, si, ese pueblo que fue invadido hace relativamente poco por Bush tras el 11-S.
 
 
Como en los 80 Estados Unidos decidió financiar y proveer de armas a los afganos para que lucharan contra la invasión soviética (recomiendo echarle un vistazo a la reciente "La Guerra de Charlie Wilson"), también decidieron dedicarles la película y ambientarla en dicha lucha. Con un Rambo haciendo de hombre-ejercito (no hay más que ver el mensaje de la portada "Dios tendría piedad, Rambo no") contra un montón de malísimos rusos abusones.
 
 
No he podido encontrar video de los créditos finales donde aparece el mensaje de apoyo a los afganos, debe ser que los principales subidores de videos a youtube les pica lo ridículo que ha quedado con el tiempo… así que lo más ridículo que he encontrado es este fragmento donde lo interesante está en el minuto 5, cuando el afgano le da el discursito a Rambo de lo duros e invencibles que son los afganos… Bin Laden incluido supongo…
 
  
 
Rambo III es la peor película con diferencia, y como fue la más famosa, pringó de mierda al resto de películas, pero para eso está esta entrada, para que la gente sepa que hay más vida tras Rambo III, y que hasta la cuarta parte es mejor. A ver si ahora alguien se atreve a ver las películas enteras, por lo menos la primera, que esa si que merece la pena.

Anuncios
Esta entrada fue publicada en Cine. Guarda el enlace permanente.

2 respuestas a Rambo: Prescindible

  1. Enrique dijo:

    Sinceramente, nunca me gustó Rambo, y nunca me gustó Stallone, pero si me tuviera que quedar con una película suya, ésa sería "Cobra". En mi opinión, todo un referente ochentero de autoparodia de acción. Pero, en cualquier caso, es una opinión personal, y, nos guste o no, Rambo (me refieo tanto al personaje como a la saga que protagoniza) es un ícono. ¿Las secuelas? Bueno, la segunda y la tercera, psss…la última es, como viene pasando en esta época "retro-nostálgica", una auténtica desdicha hecha metraje, que lejos de homenajear o hacer justicia al personaje, mutila su dignidad y le convierte en un pobre mortal más, que envejece y engorda. Pero bueno, que no me quiero enrollar, amigo Julio, sólo decirte que acabo de descubrir tu blog y, en vistas de que no te conectas al MSN (o bien me has desagregado vilmente de él, que también puede ser) ya te dejaré algún comentario por aquí. Está bien eso de que analices los fenómenos audiovisuales que han marcado nuestra generación (la de los 80´s kids). Es mucho mejor esto que los demás blogs de gente insulsa que cuelga sus fotos llenas de gente insulsa. Y hablando de blogs, no te molestes en escribir en el mío, no lo miro, jeje.
    Por cierto, a ver si para la próxima el artículo es sobre alguna saga videojueguil, para discutir más y mejor.
     
    Un saludo!
     
    Kike. 

  2. Julius dijo:

    Hey, por un momento no tenía ni idea de quien eras. No te he eliminado del MSN, hombre, es sólo que no conecto nunca; si miras comentarios de otras entradas hay otras personas que me dicen "a ver cuando conectas, hijo de perra"… lo de "hijo de perra" es cosecha mía. Si compras una 360, te aseguro que me verás conectado.Sobre Stallone, para mi siempre ha estado a la sombra de Arnold S., pero tiene sus clásicos. Y ahora que me recuerdas Cobra, aunque la vi hace muchos años, no sería mala idea revisionarla y dedicarle una entrada, aunque ultimamente ya he desfallecido con el blog, por falta de visitas y por criticas constructivas sobre la longitud desmedida de las pocas entradas. que introduzco. Brevedad y asiduidad son para mi incompatibles con la calidad.Veremos lo de las sagas. Splatterhouse 2 tiene entrada pendiente.Un saludo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s