Esto es un cuchillo

 
Por fin, después de meses y meses buscando en Youtube y el desvergonzado Dailymotion, algún enfermo ha colgado el fragmento que yo quería de la película Wolf Creek para hacer la comparación graciosa y seguir incrustando aquí videos desagradables.
 
 
¿Que no os suena de nada la película? Pues tuvo una interesante campaña promocional en la que los gurús Quentin Tarantino y Robert Rodriguez decían cosas bonitas sobre ella (lo que no se es si lo decían a cambio de nada o a cambio de ciertas cantidades de dinero). No recuerdo que decían, seguramente lo típico de "lo más terrorífico de los últimos veinte años" y chorradas por el estilo porque la productora sabe que ningún ser humano puede hacer una evaluación digna de los últimos 20 años en unos instantes. En fin, muchos carteles en el Metro (si, aún estaba en Madrid, snif) pero la película no hizo ningún ruido y se fue derecha a los videoclubs y los circuitos p2p, que es donde realmente se ven estas películas (que en los municipios pequeños ni las huelen).
 
Como siempre, y para acabar rápido, hago mi propia sinopsis, que será pésima: tres jovenzuelos, 2 chicas británicas y un chico australiano, deciden irse de excursión por la Australia profunda a visitar un cráter, o coso geológico similar, llamado Wolf Creek. El coche en el que viajan acaba jodido y reciben la ayuda de un extravagante habitante de la zona que no parece estar muy bien de la cabeza… originalidad al poder porque todo el mundo ya debería saber que a los chavales no les va a ir muy bien, y no porque no vayan a tener agua corriente para ducharse en casa del señor que les recoge.
 
El asunto consiste en que la película se desarrolla en Australia, y lo primero en lo que piensa cualquier mortal cuando se le habla de Australia, probablemente sean los koalas, los canguros y… ¡¡Cocodrilo Dundee!! Si, esa gran película con un viejuno Paul Hogan haciendo de paleto australiano en medio de Nueva York y sirviéndose de un montón de gags a estas alturas ya más que caducados. Pues bien, los protagonistas de la película, como buenos veinteañeros, no son una excepción, y cuando aún están de buen rollo con el paleto que les recoge, deciden bromear con el también famosísimo gag del cuchillo, que paso a incrustar a continuación…
 
  
 
Jojojo… mmm, ya no tiene tanta gracia como en los 80. En fin, que el chiste es tomado de una forma libre en la película de terror, y haciendo su propia versión nos deja una escena bastante escabrosa a la vez que encantadoramente morbosa, en la que el paleto devuelve la broma que le hicieron unas horas antes los jovenzuelos sobre ser un paleto australiano en medio del desierto.
 
  
 
Ufff, esos deditos. Para quien se lo pregunte, la película es terror de videoclub con bajo presupuesto, así que la chica no consigue que le vuelvan a reimplantar los dedos y no vuelve a salir de copas los viernes por la noche.
 
Todo esto para hablar de una buena película de terror y ver como de alargada es la sombra de Cocodrilo Dundee.
 
Anuncios
Publicado en Cine | 2 comentarios

Let’s go away

 
No hace mucho mi padre me consiguió unos cuantos juegos de la consola Sega Saturn, muy probablemente salidos de un armario abandonado, un desván polvoriento o, en el peor de los casos, de un cubo de la basura, que es donde suelen ir a parar este tipo de artículos hasta que un tipo como yo pregunta por ellos y el propietario sufre de un ataque de hipernostalgia que le conduce a querer que le entierren con ellos.
 
Pero entre toda la morralla que venía en el pack, había un juego que sobresalía por su carisma entre todos los demás, a pesar de ser tan común o más que los otros. Ese juego era el perenne, y siempre recordado por la muchachada noventera habitual de los salones recreativos, Daytona USA.
 
 
Un juego nacido en los salones arcade, famoso por sus posibilidades multijugador, las cuales disfruté yo mismo en compañía de mis dos amigos, David y Héctor, habituales de lo que ahora se llama SolPark en la Puerta del Sol de Madrid. Hasta cuatro tíos se podían sentar a jugar a la vez, y en la Vaguada, allá por el año 1994, pude ver hasta 8 asientos interconectados. Algo imposible de olvidar, a pesar de que en los tiempos del juego online, donde hasta 16 tíos se lían a tiros en un mismo mapa, suene ridículo.
 
 
La versión para Saturn no cuajó por no poder mostrar ni de lejos la espectacularidad de la máquina, pero ahí quedo como posibilidad de disfrutar sin pagar, cada vez que querías jugar, de un entretenido juego de coches basado en la licencia NASCAR. 
 
Viendo la nostalgia que me invadía,  no pude evitarlo, conecté la Saturn para ver si el juego funcionaba, ya que por su estado parecía haber sido utilizado para espantar a las palomas colgado en un balcón o como posavasos. Alegría la mía cuando vi que el juego arrancaba y podía conducir una vez más a 220 kilómetros por hora con cambio automático de marchas por un circuito caracterizado por un Sonic tallado en la piedra al más puro estilo del Monte Rushmore. Después me tocó trastear por lo menús del juego, y en opciones, para colmo de la nostalgia, había un banco de pruebas de BSO, donde poder escuchar las canciones incluidas en el juego. Si, esto, la BSO original, que ahora sólo algunos juegos incluyen como un extra que hay que agradecer después de pagar 70 euros, era algo normal por aquellos tiempos, ya fuera en el menú del juego, o bien en el propio CD como pistas de audio cuando el CD empezó a ser el formato estandar.
 
Y entre toda la selección de la BSO original destacaba con luz propia un simple tema, "Let’s Go Away", que era la música que sonaba mientras la pantalla del juego mostraba el eterno "Insert Coin" y lucía una demostración de una carrera. En los salones recreativos, con tantas máquinas puestas, normalmente no se escuchaba nada de nada, pero ese tema de Daytona, tan agudo, pero sin ser molesto, era de lo poco que se escuchaba, y se grababa a fuego en el cerebro de cualquier adolescente que pasara allí más de una hora, siendo yo uno de estos adolescentes.
 
Quizá el tema sea una mierda pinchada en un palo, pero ya sabeis que la nostalgia deforma todo tipo de percepción, así que no podía dejar de incrustar la canción por aquí, tanto la versión de la introducción de la máquina, como el tema original, más largo. Nunca se pueden olvidar los grandes clásicos.
 
 
Publicado en Videojuegos | 2 comentarios

MierdaPlayer

 
Hace aproximadamente unos 16 años, cuando la Wii y la Nintendo DS eran sólo ciencia ficción, las consolas de videojuegos experimentaron una edad dorada que nada tuvo que envidiar al fenómeno de masas que vivimos actualmente; todo el mundo conocía la Game Boy y el Tetris, todos los chavales querían tener una Super Nintendo o una Mega Drive, y la mayor parte se conformaban con una Nintendo o con una Master System. Como efecto colateral del fenómeno surgieron un montón de revistas dedicadas al asunto, es decir, juegos de consola, siendo encabezadas por una revista, que todavía hoy sigue siendo lider en este campo, llamada Hobby Consolas, editada por Hobby Press, una editorial que ya tenía cierta experiencia gracias a una revista de formato inolvidablemente grande denominada MicroManía.
 
 
Primero fue Hobby Consolas, y detrás fueron otras como TodoSega (sólo para consolas Sega), Nintendo Acción (lo mismo de antes pero para Nintendo, eran los comienzos del fanboyismo), Super Juegos, Super Consolas, OK Consolas, MegaSega o Mega Force, por decir algunas que tengo en mente, y que seguramente sean las más célebres de por aquel entonces. Todas tenían características compartidas: corte infantil, breves noticias y avances, "críticas" de juegos generalmente puntuadas sobre 100, listas de éxitos y recomendaciones, y secciones de trucos. Detalle arriba, detalle abajo, practicamente todas eran lo mismo y todas querían sacar tajada de la fiebre que se sufría con las consolitas de los niños.
 
Desafortunadamente para todas ellas, la fiebre pasó, los chavales crecieron, encerraron sus consolas en los armarios y se fueron a coger borracheras y a "pillar cacho" en la RKO o derivados, con lo que la mayor parte de las revistas se comieron un mojón y tuvieron que cerrar sus puertas porque ya no había público. Esto depuró un poco el saturado ambiente, que atufaba a mierda periodística que echaba "patrás", y la verdad, fue de agradecer. Aun así, perduraron revistas como la omnipotente y omnipresente Hobby Consolas, y la siempre agonizante Super Juegos, mientras que de vez en cuando algún atrevido sacaba alguna nueva revista dedicada a los nuevos aparatos que iban saliendo, para cerrar antes de un año por falta de ventas. No había público, estaba en los parques meándose en los árboles y enrollándose con la Jenny más pedo que Alfredo.
 
 
Y así se mantuvo la situación, hasta que Nintendo decidió que a los "comecocos y marcianitos" podía jugar todo el mundo, hasta la abuela Manola, y con su Wii acompañada del regulero pero simpático WiiSports, y su DS y su simple Brain Training, junto a una aplastante campaña de marketing, convenció a todo bicho viviente de que los videojuegos eran divertidos y de que los comecocos ahora no eran socialmente marginales, inventando términos tan "cool" como "Touch Generations". No obstante, no se nos olvide reconocer el valor de promotora de Sony con su Eye Toy y su Singstars, e indirectamente con su eterno Pro Evolution Soccer (que va ya por la octava entrega, que Dios nos pille confesados).
 
Resultado, el público vuelve, y esta vez multiplicado por tres, ya que ahora también juegan los que pillaban con la Jenny, los habitantes del geriátrico y los maduretes "progres", de modo que también vuelven las revistas oportunistas a por su trozo de pastel (tan oportunistas como pueden serlo las revistas sobre wrestling). Pero entre todas las publicaciones de videojuegos que abarrotan ahora los kioscos de prensa, hay una sumamente reciente que destaca por encima de toda las demas y que es la verdadera detonante de esta entrada de la que sólo leerán más allá de la mitad… nadie (si has llegado hasta aquí, enhorabuena).
 
La revista en cuestión es "MarcaPlayer", y si, tiene que ver con los de Marca. Ultimamente estoy leyendo interesantes publicaciones como EDGE o Xtreme Superjuegos, y me picaba la curiosidad los contenidos de esta nueva revista, que a lo mejor se dedicaba a seguir las tendencias independientes de las otras dos. Por 1,90 euros no me podía resistir. Lo malo llega cuando la coges y ves que tiene el grosor de una guía QDQ o más… mmm, mal rollo, suena a buffet libre, "coma comida en gran cantidad, pero no se queje de la calidad de la misma". También pensé en que tanta página seguramente se financiaría con mucha, mucha publicidad.
 
Imagen
 
Finalmente me atreví a abrir la revista y comenzar a leer. La primera de mis suposiciones se convirtió en hecho, la revista tenía más publicidad que la Vogue (no hay más que ver la motomalota que regalan anunciada en la esquina inferior derecha, en plena portada), siendo la participación más importante la de Burger King. Nada que sea especialmente malo si con ello se consigue financiar unos contenidos interesantes… pero no, el contenido es paupérrimo hasta el punto de hacer parecer a un panfleto publicitario como la actual Hobby Consolas un fanzine hecho por cuatro colgados de los videojuegos. A saber: textos minúsculos contando poco más que la sinopsis y los controles de los juegos, muchas fotos, y muchos números tontos, en una maquetación que parece una montaña rusa de lectura donde uno no se aclara dónde empezar a leer o qué coño leer; un afán por intentar analizar todo lo salido en los tres últimos meses que lleva a no poder dedicar más de 10 líneas de texto a ningún juego, dando más la impresión de ser un catálogo que una revista sobre videojuegos; y la guinda, una ridiculísima lista al final de la revista, intentando recopilar todos los títulos de todos los sistemas actuales, algo así como intentar contar estrellas.
 
Aparte, ningún juego parece ser malo para esta revista, y cualquier atisbo de defecto se relativiza con términos como "algo" o "un poco", no vaya a ser que se escandalice la distribuidora que da los juegos gratis e invita a fiestorros. Esto, y preguntar al tío de la tienda uno por uno en que consiste tal o cual juego, viene a ser casi lo mismo, porque comparten el mismo interés: VENDER.
 
En resumen, penoso, así que esperemos que dentro de un par de años la fiebre haya pasado, que la situación se estabilice, y que este cagarruto mediático que es MarcaPlayer, desaparezca.
 
P.D: Mis entradas y hablar solo empiezan a ser casi lo mismo, máxime cuando todo el mundo minimamente interesado en leer un blog está en blogspot o en Facebook; pero yo erre que erre con la mierda del Windows Live, ya no se si es constancia o gilipollez.
Publicado en Videojuegos | 5 comentarios

Rambo: Prescindible

 
Una mezcla de la pobre, y poco apoyada (menos que las demás, que ya es decir), entrada anterior, unas cuantas noches solitarias y sin consola de videojuegos en el cuarto de las escobas de un hotel de cuatro estrellas de Sevilla cuyas paredes de Pladur hacían escuchar más de lo necesario (¿quereis que suba el video?jejeje), y una pequeña diferencia de opiniones entre una pareja chiclanera sobre la profundidad de la saga de Rambo, al final me ha hecho rebuscar en las entrañas de youtube para darle forma a una nueva entrada de este agónico blog… a ver si cascando más texto tengo más lectores.
 
Hace un par de años, cuando sufría pena de oposición, me dediqué en los ratos libres a ver sagas de películas gracias a nuestras queridas y por ahora libres redes p2p. Superman fue una de ellas, como puede atestiguar la primera entrada que inició este vuestro "querido" blog, pero otra, que es la que nos interesa, fue Rambo.
 
 
Muchas habladurías rodean a esta célebre película que posteriormente se convirtió en una explotada trilogía, y recientemente en una ¿cuadralogía?; la mayor parte de las habladurías tienen como contenido unas cuantas paladas de estiercol maloliente sobre el concepto de Rambo, sin distinguir las películas unas de las otras, en muchas ocasiones no habiendo visto todas, habiéndolas visto parcialmente, o bien hace mucho tiempo, empañándose así la validez de estas opiniones.
 
Esto no es justo, por lo que he considerado que venía bien destacar un par de joyas que nos han dejado estas películas, aparte de la genial escena del tiroteo de la entrada anterior, y si alguien no está de acuerdo que escriba ahora o calle para siempre… o que escriba cuando le apetezca, que no está el blog como para ir de sobrado.
 
En primer lugar, hay que tener muy claro, de nuevo, que se trata de cuatro películas, y que la primera parte, mal que le pese a algún enterado, no se titula Rambo y nunca se titulo Rambo. En inglés se conoció como First Blood, mientras que en castellano, haciendo gala de la costumbre de reinventar los títulos, se conoció como Acorralado. Esto es cultura popular, tanto como que la máscara de hockey de Jason Vorhees no apareció hasta la tercera parte de la saga respectiva.
 
 
 
En la peli, un John Rambo, que es el protagonista cuyo apellido acuñó el resto de películas, es un veterano de la guerra de Vietnam, que finalizada la guerra vuelve a su hogar, los USA, para encontrarse en una situación de total marginación social. Con su pobre situación, se dedica a vagar por el país, como si de un Labordeta se tratase, hasta que da con sus huesos en un pueblecito de la América profunda donde un encontronazo con el sheriff de la ciudad desencadena una pequeña batalla en la que Rambo despierta todos los traumas bélicos que lleva dentro.
 
 
Mejor que en Super Mario Bros, ¿que no?
 
Finalmente, cuidado que destripo la peli, cuando Rambo le da candela al sheriff después de unos minutos de decente metraje de acción, aparece el coronel Trautman (no Truman) para parar la furia de Rambo, y la película nos deja un mensaje antibélico acojonante que por si sólo nos debería hacer respetar hasta la tercera parte de la saga… bueno, tanto no, pero es muy emotiva y profunda, y aunque en inglés, merece la pena verse. Youtube, embed, ¡¡¡acción!!!
 
  
 
Rambo llorando, eh, ¿ahora qué?
 
Poco después se decidió explotar la parte bruta del personaje, los tiros, la acción y el diálogo barato, que eso en los 80 era la bomba, así que se produjo la secuela, en la que, sin tener muy en cuenta la primera película, se presenta a un Rambo misántropo al que se le encarga una misión de ¿rescate? El caso es que esta secuela, al igual que la tercera parte, sólo la he visto una vez, y además es mucho menos famosa, con lo que mi memoria está todavía más emborronada.
 
Esta vez los listillos pueden respirar a gusto puesto que la película si que se llamó Rambo, concretamente Rambo II.
 
Pero sobre toda la película destaca una nueva escena con mensaje antibélico, que en esta ocasión queda tan ridículo, que es de nuevo memorable por el contexto y la explicación. Esto es John Rambo explicándole a una chinorris analfabeta (Co Bao) en lo que se convirtió tras volver de la guerra, en alguien
"prescindible" ("expendable" en el video) a pesar de que todo lo que hizo lo hizo por su país; en castellano se tradujo como "es como cuando te invitan a una fiesta, no vas, y a nadie le importa"… snifff… como si la chinorris hubiera tenido tiempo de ir al baile de fin de curso, si no sabe ni la guerra en la que participó Rambo.
 
  
 
El resto de la película es una ensalada de tiros con cierto aire a la cuarta parte de la película, arco incluido, aunque con las efectistas flechas explosivas. Como no, en plena Guerra Fría, los soviéticos tienen su papel de villanos.
 
Por fin, llegamos a la malograda tercera parte, Rambo III a la que el tiempo y Hot Shots 2 le han dado muchos reveses, sobre todo por dedicarse al luchador pueblo afgano, si, ese pueblo que fue invadido hace relativamente poco por Bush tras el 11-S.
 
 
Como en los 80 Estados Unidos decidió financiar y proveer de armas a los afganos para que lucharan contra la invasión soviética (recomiendo echarle un vistazo a la reciente "La Guerra de Charlie Wilson"), también decidieron dedicarles la película y ambientarla en dicha lucha. Con un Rambo haciendo de hombre-ejercito (no hay más que ver el mensaje de la portada "Dios tendría piedad, Rambo no") contra un montón de malísimos rusos abusones.
 
 
No he podido encontrar video de los créditos finales donde aparece el mensaje de apoyo a los afganos, debe ser que los principales subidores de videos a youtube les pica lo ridículo que ha quedado con el tiempo… así que lo más ridículo que he encontrado es este fragmento donde lo interesante está en el minuto 5, cuando el afgano le da el discursito a Rambo de lo duros e invencibles que son los afganos… Bin Laden incluido supongo…
 
  
 
Rambo III es la peor película con diferencia, y como fue la más famosa, pringó de mierda al resto de películas, pero para eso está esta entrada, para que la gente sepa que hay más vida tras Rambo III, y que hasta la cuarta parte es mejor. A ver si ahora alguien se atreve a ver las películas enteras, por lo menos la primera, que esa si que merece la pena.

Publicado en Cine | 2 comentarios

Tiroteo

 
Hace ya tiempo que dediqué una entrada al futuro estreno de Rambo IV, aunque al final la película acabó llamándose "John Rambo: Vuelta al Infierno". En esa entrada incruste un video en el que se prometían escenas de una ultraviolencia que harían parecer Rambo III una película de Disney…
 
 
Pues bien, aunque no pude ver la peli en el cine por cuestiones de programa… hoy por fin he podido disfrutar de la última peli de un Stallone hasta las cejas de botox.
 
Decía algo de ultraviolencia, ¿no? Pues la película no me ha defraudado para nada, porque gracias a los efectos digitales han conseguido que las amputaciones de Salvar al Soldado Ryan sean escenas de aficionado.
 
Y al grano, porque en la película hay una escena de tiroteo como climax final que merece la pena ser incrustada en mi espacio por ser un admirador de las escenas de tiroteo bien montadas, y esta escena, le pese a quien le pese, lo es. Que den palmas los aficionados a la acción ultraviolenta, porque gracias a la buena gente que circula por youtube (no a youtube, que retirará la escena en un par de meses o menos por alguna gilipollez relacionada con derechos de autor), podrán ver la escena completa en una calidad medio decente.
 
 
Bueno, si alguien quiere ver más tiroteos memorables de película que secunde la moción.
Publicado en Cine | Deja un comentario

Dragon Ball Rap

Otra entrada más antes de que tuvierais tiempo de leer la anterior, os voy a matar.
 
El caso es que quiero llegar rápido a las tres mil visitas y poder tener delirios de grandeza mientras me siento a reflexionar en la taza del water.
 
Así que, sin más dilación, una entrada de las facilitas, de las de ver y escuchar más que leer.
 
Como habeis podido comprobar en las fotos del margen, hace poco más de un mes pude disfrutar un par de días en Granada por cuestiones de trabajo. Aparte de escuchar sermones de unos cuantos grises ponentes, pude visitar la Alhambra, y lo mejor de todo, una discoteca llena de universitarios… que viejos recuerdos, ains.
 
 
La foto es del centro comercial donde se encuentra el antro de perversión de estudiantes de Derecho y otras carreras menos crápulas.
 
En esta discoteca, en uno de los momentos de la noche, después de algún éxito comercial de estos que están ahora de moda (yo que se, Rihana o algo de ese tipo), alguien debió pegarle con una silla en la cabeza al DJ y gastar una broma al personal. Este señor se puso a los platos y deleitó a la audiencia con… Porta… si, ese MC, rapero o lo que sea, producto de marketing al que dediqué una entrada hace tiempo gracias a una canción suya que dejaba a las mujeres (mayormente adolescentes) a la altura del betún (búsquese entradas anteriores para aumentar el contador de visitas).
 
Pero no fue esa tema el que pinchó, no, fue mucho mejor… fue el Dragon Ball Rap, de su maqueta "No hay truco". La canción, sinceramente, y aunque me gane abucheos, es la leche, por la base que toma la melodía que solía sonar durante los resumenes de capítulos y hacerla sonar elegante dentro de lo que es el hip-hop, y sobre todo por la letra, que no se si la habrá escrito Porta, pero demuestra que el autor se ha mamado toda la serie, los OVAS y todo lo que ha pillado de Dragon Ball, y ese se merece un aplauso muy friki.
 
 
Ahora estareis pensando "la gente de la discoteca se pondría a mirarse con cara de estreñimiento y abuchear una canción tan friki"… pues no, y esto es lo que demuestra que la gente ni se entera de la música que ponen en las discos, porque todo el mundo se puso a bailar haciendo gestos con las manos como si Porta hubiera sido siempre su ídolo. Estoy seguro de que el alcohol tuvo que ver algo en el juicio de todos aquellos universitarios… y de mis compañeros de trabajo. Yo, por mi parte, y como buen fan de Dragon Ball que soy, me quedé quieto y escuchando, que es lo que había que hacer para honrar esta serie de nuestra pubertad.
 
 
Y he aquí la canción gracias, una vez más, a goear.com:
 
Y aquí la currada letra con concesiones en catalán…
 
Yeah
Perdonen, Kamehameha
Después del tema del Tetris
Viene el Dragon Ball Rap

Quien no haya seguido esta serie
Es porque no tiene infancia
Big Bang Attack
Ataca desde el Planeta Namek

Vegeta, Son Goku
Rivalidades Saiyan
Allargat Bastó!
Y es que en castellano Ralla

Mola mas en Catalán
Prefiero Nubol kinton
El canvi de lloc instantani
Al verlo me flipó

Son Goku, Goten, Krilin, Pan,
Trunks, Yamsha, Chaos y Ten Shin han
Son Gohan de niño me Flipaba
en segundo nivel
Satan no venció a Celula
Tampoco Videl

Nadie Podía con Broly
el super saiyan legendario
pedir la energía a todo el planeta
fue necesario pa vencer

La bola Genki
Carbonizo a Magic Boo
y Freezer Remodelado
se vio frente la espada de Trunks

Los Ozaru Perdían el juicio
Se destrozaban ciudades
Atraviesan edificios

1! 2! 3! Fusión!!
La ocarina contenía
a Hildegan dentro de Tapion

Las Bolas de Dragon
Esparcidas por el mundo
Teniendo Radar y capsulas
habrá que poner rumbo

Raditz Murió junto a Goku
Vegeta se cargo a Nappa
Gohan lo tuvo crudo
con los guerreros de Plata

La Fuerza Aumentaba
a no se cuantos Kilis
Vegeta dejo controlarse… por Bavidi

Cor Petit y Krilin
Se convirtieron en Piedra
por Dabra y el gran saiyan-man se rebela

Pelea contra los terroristas que hay en la ciudad
Dragon Ball Rap
Boojack
Per mi Bola de Drac

Bienvenidos sean siempre
a la sala del tiempo
Donde un día real
allí es una año de entrenamiento

Los Androides surgieron
del Dr.Gero
en los torneos casi siempre
Goku Quedaba Primero

En los Cielos se Apalanca
Siempre Yajirobai
Me Hacia gracia ver llegar
sobre un tronco a Tao Pai Pai

Turles y la fruta del poder
Garlic, Junior
se hizo grande
en un momento joder

Alubias Mágicas??
Nah
Monjetas Magicas…

Kaio Shin, Vegetto
El resultado de Pothara

Con la Ayuda de Paikun
Fusión de Goku y Vegeta
Janemba no pudo compararse
Al poder de Gojeta

Gotrunks en Tercera
era un vacilón
cuando alguien perdía la vida
lo resucitaba Sheron

Oolong, Bulma, Pooar, Dende
Todo en un papel
el máximo poder
se quedo en el cuarto nivel

Fuerzas especiales??
Ginyu Cambia de cuerpo
Dodoria, Zarbon, Recoom
Todos acabaron muertos

Cooler, Baby
Dragones de cada estrella
Bardok hizo lo posible
por defender su planeta

Dragon Ball
Dragon Ball Z
Es Arte
Dragon Ball GT
Sea el que sea LO PARTE!!!

Publicado en Música | 5 comentarios

Super Mario Bros: The Movie

Estaba pensando en cómo poder hablar de películas y videojuegos en la misma entrada… si esto hubiera sido hace 25 años habría sido bastant difícil hacer tal cosa, pero actualmente es muy fácil y más desde que abortos cinematográficos como Uwe Boll recibieron dinero para hacer superproducciones basadas en videojuegos.
 
Las películas basadas en videojuegos, por lo general, son de una calidad que haría vomitar hasta al más duro de los cinéfagos. Primero por un obstáculo que se empeñan en salvar siendo en muchas ocasiones imposible hacer tal cosa, y esto es, dotar de un argumento solido y decente en la película, y aunque a veces los guionistas tengan ya casi el trabajo hecho por los guionistas del juego, ya que actualmente muchos videojuegos gozan de un guión más que digno incluyendo hasta giros argumentales y tramas enrevesadas, deciden ser creativos y cargarse el argumento a toda costa. Segundo, porque normalmente el parecido entre la película y el videojuego es pura coincidencia.
 
Y es aquí donde viene el tronco de la entrada, el examen superficial (tan superficial como todas mis entradas anteriores) de la primera película basada en un videojuego, Super Mario Bros The Movie… si, si, con el tio ese gordo con bigote, que es fontanero, come setas y mata tortugas aplastándolas cruelmente contra el suelo. Si después de la descripción sigue sin sonarte, sal de tu burbuja y ve la tele, que ahora está muy de moda gracias a la chupi consola de videojuegos con la que todas las personas de todas las edades pueden hacer el canelo en el salón, la Wii. Desde que existe Wii y Nintendo DS jugar videojuegos ya no supone una pérdida de tiempo, bravo…
 
Esta película que nos ocupa fue el resultado de como sacar jugo a un juego que vendió millones de copias en todo el mundo, de modo que alguien muy loco pensó que si a la gente le gustaba tanto el juego como para haber vendido millones de copias, esta misma gente estaría encantada con ver una película sobre el personaje.
 
Hasta aquí todo bien, así que veamos más o menos en que consiste uno de los juegos en los que se basa la película, ya que aunque la película se llama Super Mario Bros, aglutina elementos de otros juegos de la saga que se habían producido hasta entonces (1993):
 
   
 
¿A que el juego es muy cuco? Se llama Super Mario World y está en mi lista de recomendaciones. Pero ahora hay que pensar, ¿cómo cojones se puede hacer una película con eso? tic, tac, tic, tac, tic, tac… ufffff, jodido, ¿eh?
 
Y es que en el fondo, aunque la película sea una mierda pinchada en un palo, no se le pueden pedir peras al olmo, así que habría que reconocer cierto valor en producir una hora y media de cine con ese material (un señor con bigote avanza por un campito matando bichos que parecen frutas, lanza fuego por las manos después de haberse metido una flor sonriente por el culo, y recoge monedas giratorias y flotantes). Ni tú ni yo podríamos sacar un metraje de más de 30 segundos con ese material.
 
Pero algún genio no reconocido en su talento, lo consiguió, y arrastró a un montón de actores de renombre con él, y que todavía estarán preguntándose por qué aceptaron participar en tal aberración; supongo que porque no vieron el video que yo he incrustado más arriba, pobres… y fueron Bob Hoskins (el de Rogger Rabbit), John Leguizamo (éste lo mismo si que había visto el video y todo, pero como le va la marcha, y en pelis como Spawn está la prueba, pues quien sabe) y Dennis Hopper (este si que es extraordinario).
 
 
La película sólo la he visto una vez, y si la comento es porque charlando el otro día salió de mi memoria y quería dejar mi granito de arena en castellano sobre esta pseudopelícula. Así que el argumento apenas lo recuerdo y lo voy a resumir a las bravas:
 
Dos hermanos fontaneros, Mario y Luigi de ¿Manhattan? viven felizmente con sus chapuzas. Luigi tiene una novia muy fea que se llama Daisy, y Mario, como lo interpreta Hoskins, pues tiene que joderse, cuando en el juego es Mario el que se lleva los besitos (si yo hubiera sido Hoskins, habría protestado). De repente, empiezan a desaparecer chicas en lo que se supone una ola de secuestros, y en uno de estos secuestros le toca a Daisy. Como no, Luigi arrastra a su hermano para averiguar que ha pasado en lugar de buscarse otra novia que haga tríos. En sus indagaciones descubren, ni me acuerdo cómo, un portal dimensional que es el utilizado por los secuestradores para llevarse a las chicas. Así viajan hasta un mundo paralelo, oscuro y sucio, suburbano incluso, que no tiene nada que ver con las grandes extensiones de verdes campos que podemos ver en el juego, en el que lucharán para rescatar a Daisy y a todas las chicas, y de rebote impedir los planes de dominio total del monarca tirano (tirano en el sentido político de la palabra) de ese mundo, Bowser O. Koopa.
 
Por ahora vamos viendo que no se parece nada al juego, y para no romper la tónica, los personajes guardan "igual" fidelidad. Veamóslo en imagenes…
 
El protagonista Mario, un gran personaje creado por Miyamoto, y que en la película es interpretado por Bob Hoskins. Los guionistas, en una muestra muy "grata" de inventiva, se inventaron para la película que se apellidaba Mario, es decir, que el nombre completo es Mario Mario… oh, my God¡¡¡
 
 
 
La única diferencia que yo veo en una representación tal fiel es la M de la gorra, ¿no?…
 
El coprotagonista, al igual que en los juegos, es Luigi, que al principio sólo se diferenciaba de Mario en el color, siendo Mario rojo y Luigi verde, pero a partir de Super Mario Bros 2 USA decidieron hacerlo más alto y delgado que su hermano, y así es como sale en la peli interpretado por John Leguizamo, que está hecho un artista…
 
 italian gay couple of brothers
 
Lo siento, no encontraba una foto solitaria de Luigi Mario, así que he tenido que poner esa foto tan gay de los dos hermanos juntos.
 
La princesa Toadstool, posteriormente llamada Peach, es interpretada por Samantha Mathis, aunque en la peli la princesa se llama Daisy (cuya existencia es diferente a la de Peach en los juegos). Aquí el parecido es asombroso…
 
 
 
En la foto de la película, es la que sale de frente. Lo digo por si acaso…
 
Ciertos enemigos también tienen su aparición en la película, aunque siendo tantos en el juego, al final decidieron quedarse con los goombas y con los boombs. El principal interés lo despiertan los goombas, cuya versión original es tan apta para salir en una película como yo para salir en una peli porno, así que aquí si que dieron rienda suelta los creadores creandos una especie de porteros de discoteca con rasgos reptilianos… sin desperdicio…
 
 
 
Para cagarse y no limpiarse…
 
El dinosaurio Yoshi, aparecido por primera vez en Super Mario World como medio de transporte y ayuda a Mario, también tuvo aquí su pequeño papel animatrónico, antes de que todo se hiciera digitalmente. Lo malo es que lo de que era un dinosaurio se lo tomaron muy a pecho y les quedo lo siguiente…
 
 
 
Sobran las palabras.
 
Por último, la guinda del pastel de este insulto a Shigeru Miyamoto y el buen gusto de cualquier persona, la versión de Bowser interpretada por Dennis Hopper, que debió beber mucho vodka para meterse en el papel y permitir que le hicieran lo que le hicieron en el pelo.
 
 
Este montaje lo he encontrado ya hecho en ionlitio.com, así que, como decía, lo único que hago es aportar mi grano de arena, porque a día de hoy ya está todo escrito e inventado. A favor de la película puedo decir que al final Hopper se cabrea cantidad y se transforma en una especie de tiranosaurio cutre consecuencia de la fiebre jurásica del año 1993, y entonces la fidelidad al personaje original es mayor…
 
Ésta película marcó un antes y un después, creando un género como es el de las pelis de videojuegos, un género que podría darme para varias entradas si estoy inspirado y quiero seguir la estructura de esta entrada. Rasgos distintivos siempre serán el bajo presupuesto, actores que quieren ganar dinero fácil o que están de capa caída, guión absurdo y sobre todo, una diferencia abismal con la idea original.
 
Me están entrando ganas de volver a verla… por ahora nos conformaremos con el trailer
 
   
 
Joe, con música de Snap y todo. Que conste que tuvo banda sonora famosa incluyendo a Roxette, que por lo que he oído, cuando vió la película, pensó que no debía haberse esforzado tanto en la composición de la canción. A Marta seguro que le gusta, que se que le encanta Roxette, si.
 
Que duro es escribir sobre gilipolleces, teneis que intentarlo por lo menos en los comentarios en la entrada.
Publicado en Cine | 5 comentarios